Piazza San Pietro, Vaticano

+39 06 6988 3731

Cuando veis una puesta de sol, no os preguntáis a qué velocidad gira la tierra o a qué distancia está el sol

Admiráis ese momento y basta porque en algunas ocasiones no hay que entender, sólo amar

Y esto os sucederá cuando veáis la magnífica basílica de san pedro

Su construcción duró más de 100 años, de hecho, los trabajos empezaron en el 1506 y terminaron en el 1626. Es la más grande de las cuatro basílicas papales de Roma, a menudo  descrita como la iglesia más grande del mundo,  con 218 metros de largo y 133,30 metros de alto hasta la cúpula, lo que significa un total de 23000 metros cuadrados todos visitables.

Entrando en la inmensa basílica os encontraréis en una atmósfera casi surrealista, con sus 45 altares y sus 11 capillas y en la inmensa nave, tendréis la oportunidad de admirar las distintas obras de arte de un valor incalculable como la popular Piedad de Miguel Ángel.

Al lado de la iglesa está la conocida cúpula, es una de las más grandes cubiertas de mármol jamás construída, con un diámetro interno de unos 42 metros  y no se puede no probar la experiencia de subir los 537 escalones que llevan a la cima y admirar el espectáculo que se os presenta, cansado, pero os aseguro que vale la pena.

Para enmarcar la majestuosa basílica, está la plaza de san pedro

Su columnata es realmenteimpresionante, tiene la forma de dos brazos que acogen a todos los visitantes, ya sean peregrinos devotos o turistas con un interés cultural. Aquí se encuentran distintas razas, idiomas y culturas de todo el mundo unidas en un lugar sagrado que fascina a todos.

La columnata esconde una magia... si buscáis sobre el pavimento de la plaza, encontraréis dibujadas dos estrellas una lejos de la otra. Una vez que encontréis la estrella probad a meteros encima y girad lentamente hacia una de las numerosas columnas de la plaza, descubriréis cómo a veces todo depende  del punto de vista. En el centro de la plaza no pasa inobservado el obelisco de granito rojo de una altura de casi 40 metros. Es de origen egipcio y a pesar de todos los cambios que ha sufrido, es el único obelisco antiguo de roma que no ha caído nunca. Para completar la magnífica obra de precisión casi maníaca, hay dos fuentes construídas en épocas distintas y situadas de forma simétrica al obelisco, con una precisión casi morbosa por el orden y la precisión que caracteriza a esta plaza.

San pedro con sus maravillas se puede alcanzar con el metro, usando la línea A y bajando en la parada de ottaviano

La misa del domingo por la mañana es realmente impresionante, sobre todo por los fieles que tienen la posibilidad de ver y escuchar al Papa, que asomado por la ventana recita y predica y da su bendición a los presentes, realmente emocionante. Y recordad que el tiempo sin emociones no es más que u reloj que hace tic tac.

Google Map

Google Street

Sitios para visitar cerca Basílica de San Pedro